La creación de BanEcuador fue anunciada por el Presidente de la República, economista Rafael Correa, el 9 de mayo de 2015, en el Enlace Ciudadano 423, en Iluman, cantón Otavalo. Lo presentó como un banco público, articulado a la institucionalidad y a los objetivos nacionales; con un enfoque inclusivo, créditos adaptados a las condiciones de los sectores productivos y, con horarios adecuados a las actividades de los productores, comerciantes y campesinos.

Cuatro días después, el 13 de mayo de 2015, con el Decreto Ejecutivo 677, BanEcuador se incorpora a la vida económica del Ecuador. Su primer Directorio lo conformaron:

1) El Ministro de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca, en calidad de delegado permanente del Presidente de la República, quien lo presidirá y tendrá voto dirimente;

2) El Ministro Coordinador de la Política Económica o su delegado permanente;

3) El Ministro Coordinador de la Producción, Empleo y Competitividad o su delegado permanente;

4) El Ministro de Industrias y Productividad o su delegado permanente; y,

5) El Ministro de Inclusión Económica y Social o su delegado permanente.

El directorio nombró al ingeniero Ricardo Zurita Castro, gerente de BanEcuador.

Con el liderazgo del ministro Javier Ponce comienza la construcción de BanEcuador, orientado a incidir en el desarrollo socio-económico del país y en el bienestar ciudadano; con servicios inclusivos que generen rentabilidad financiera y social, acorde a los retos del país, sobre todo en el cambio de la matriz productiva y la soberanía alimentaria.

La construcción de BanEcuador se sustentó en un intenso diálogo interministerial, especialmente con los ministerios Coordinador de la Política Económica; Coordinador de la Producción, Empleo y Competitividad; y, de Agricultura, Ganadería, Acuacultura y Pesca. Luego se extendió al Ministerio de Inclusión Económica y Social.

De igual manera, se sostuvo en todo el país un amplio diálogo con organizaciones de pequeños y medianos productores, quienes diagnosticaron la situación del banco público,  proyectaron el “deber ser” de la Institución, estudiaron sus productos, analizaron los requisitos y se convirtieron en protagonistas, con un sentido de pertenencia, generador de corresponsabilidad y compromiso, que retroalimentará la toma de decisiones, especialmente en servicios,  productos y metodologías.

El 11 de marzo de 2016, el presidente Correa emite un nuevo Decreto Ejecutivo, que establecía la forma y plazo en que el BNF transferiría los activos, pasivos y patrimonio a BanEcuador. En cumplimiento de ese compromiso, el viernes 6 de mayo de 2016, el BNF hizo una pausa en su atención, y realizó los ajustes finales.

¡Así, el 9 de mayo de 2016, BanEcuador, con su enfoque de desarrollo integral, abrió sus puertas al mundo!

Se marca un hito en la Historia: la economía popular, rural y urbana, que produce, comercializa y presta servicios, es atendida por BanEcuador, que detecta sus prioridades en  territorio, para interactuar con ellos, y articularse a políticas y programas complementarios a los servicios financieros. Siempre con atención oportuna, sentido de compromiso y la calidez que merecen todos los ecuatorianos.