El 21 % de las operaciones de microcrédito realizadas en todo el país, las realiza BanEcuador. Así lo explicó el presidente del Directorio de BanEcuador, Jorge Wated, quien junto al gerente general, Carlos Luis Tamayo, comparecieron a distintas comisiones de la Asamblea Nacional con el propósito de responder a las inquietudes de los legisladores y  ciudadanos con respecto a la gestión del banco público que promueve el desarrollo económico y social de los micros, pequeños y medianos productores del país.

Acerca del arreglo de obligaciones, Jorge Wated, en su calidad de presidente del Directorio de BanEcuador explicó a la Asamblea Nacional que  la institución mantiene dos programas; el Crédito Fortalecer y el Crédito S.O.S. que se implementaron para proteger a los ciudadanos, evitar que caigan en mora y que no pierdan su capacidad crediticia. Actualmente estos procesos no representan ningún costo adicional para quienes arreglan sus obligaciones, mantienen la tasa de interés y se benefician de periodos de hasta 10 años plazo.

En este marco, el 60% de los arreglos de obligaciones gestionados por BanEcuador, han beneficiado al sector agropecuario, que ha soportado situaciones de emergencia derivadas de las condiciones climáticas que afectaron a varias localidades dedicadas a las actividades agrícolas y ganaderas.

Entre las acciones que adopta BanEcuador, constan, facilitar el acceso al crédito, contemplado con el programa Simón, Banco a la Calle, que llega a los sectores que más necesitan y que tradicionalmente acudían al chulco para financiar sus proyectos porque desconocían de los servicios  y productos de la institución, y que en la actualidad, a través de brigadas, carpas y visitas a los negocios y domicilios promueve la bancarización de las personas en su propio territorio.

En la tarde, los integrantes de la Comisión de Soberanía Alimentaria, presidida por el legislador Lenin Plaza, recibieron al Presidente del Directorio y al Gerente General, Carlos Luis Tamayo, quienes explicaron los temas expuestos en la mesa de trabajo.

Con un detalle técnico sobre la normativa vigente en el país en temas bancarios y financieros, Carlos Luis Tamayo explicó varios datos de colocación del banco y cómo se atienden a los sectores productivos, especialmente a los actores de la economía popular y solidaria. Jorge Wated, por su parte, respondió a las inquietudes sobre los requisitos que BanEcuador solicita para los respectivos trámites que realizan los ciudadanos. Estos requisitos son mínimos y están atados a las respectivas regulaciones de los organismos legislativos y de control.

Como medidas inmediatas, BanEcuador aplicará un cambio tecnológico que reducirá hasta en un 25% los trámites, en cumplimiento a lo dispuesto por la Ley para Optimización y Eficiencia de Trámites Administrativos.

En términos de transparencia y buen manejo de los recursos, Wated dio a conocer que BanEcuador contrató procesos de auditoria externa que desde el año 2017 no se han realizado en la entidad. Esta institución mantiene una calificación de riesgo de BBB+ y la intención es mejorar este indicador.

De esta manera el Presidente del Directorio  y el Gerente General de BanEcuador, ofrecieron respuestas en sus comparecencias a las Comisiones de la Asamblea Nacional que recogieron las inquietudes de los sectores productivos, que en muchos casos deben arreglar sus obligaciones con el Banco Nacional de Fomento, institución que se encuentra en un proceso de liquidación y que maneja su propia cartera de crédito.