Funcionarios de BanEcuador acudieron hasta la ciudadela El Recreo del cantón Durán para conocer las necesidades de los ciudadanos afectados por la explosión que se registró esta madrugada presuntamente por una fuga de gas.

La brigada de BanEcuador en la calle busca que los ciudadanos puedan acceder a los servicios financieros sin tener que dejar sus lugares de trabajo; y mucho más, en momentos de emergencia como el que están viviendo los propietarios de varios locales comerciales de la zona.

Dentro de los afectados por la onda expansiva del estallido, se encuentra una beneficiaria de crédito de BanEcuador quien tiene un gimnasio y la venta de productos y suplementos alimenticios. Ella acudirá a las oficinas de  BanEcuador el próximo lunes para exponer su situación tras el incidente para contar con el apoyo de la banca pública.