El Gobierno de Todos a través de BanEcuador B.P realizó los primeros desembolsos de crédito en beneficio de los afectados por los actos de vandalismo y saqueo que se presentaron en las movilizaciones de la última semana. Esta inyección de recursos económicos facilita que los ciudadanos puedan levantarse tras haber sufrido pérdidas en sus negocios.

A través del programa el Banco A La Calle,  BanEcuador, el Banco del Pueblo, activó sus brigadas para visitar y ofrecer créditos productivos;  en estos recorridos, la institución llegó hasta un Supermarket en Guayaquil y,  dos negocios de Durán dedicados al mantenimiento y reparación de equipos electrónicos y a la venta de celulares y accesorios

El gerente general de BanEcuador, Carlos Luis Tamayo, realizó la entrega simbólica de cheques por un monto de 30 mil dólares a los tres primeros beneficiarios. “Para nosotros  siempre es  importante poder dar ese granito de arena y que se reactiven económicamente después de lo que han pasado”, dijo Tamayo al visitar a los ciudadanos en sus negocios, y añadió “quiero que sepan que esto es inmediato e inicial, si necesitan más inyección económica las puertas del banco van a estar abiertas en todo momento. Les vamos a dar un flujo de tiempo para que se recuperen, generen recursos y después empiecen a pagar su crédito”, expresó la autoridad.

Grety Cedeño,  comerciante de accesorios e insumos de telefonía celular, fue afectada con el saqueo de su local; para ella,  la visita de BanEcuador  fue toda una sorpresa y manifestó que se siente respaldada después del gran perjuicio que sufrió en días pasados. “Prácticamente me arrebataron todo lo que tenía, me siento muy afectada;  agradezco infinitamente a BanEcuador por la ayuda que nos están dando; la noticia llega al presidente del banco y nos llamó para decirnos que el apoyo iba a llegar, mandó a sus brigadas y ahora nos han dado la mano para volver a empezar de cero” dijo Gretty visiblemente emocionada.

El Crédito S.O.S de BanEcuador está activo en todo el territorio nacional y se sustenta en el Decreto de excepción que rige en el país, que en este caso, permite que el banco pueda apoyar inmediatamente a los afectados por las situaciones de violencia registradas en las manifestaciones.