BanEcuador B.P. atiende las necesidades de los sectores productivos, adaptando sus productos de crédito y brindando soluciones inmediatas para los pequeños agricultores. En el caso de los palmicultores, se lanzó una línea que permitirá fortalecer y recuperar ese sector que se ha visto afectado por la disminución en los precios de comercialización y por la plaga de Pudrición del Cogollo.

La línea de crédito tiene un plazo de hasta 15 años, con períodos de gracia de hasta 5 años. Este crédito también permitirá el recambio de cultivo para los productores que deseen variar sus cultivos. En este caso, la tasa de interés anual es de entre el 9,76 % y el 11 % que se calcula sobre saldos. También podrán acceder a programas de arreglos de obligaciones, es decir refinanciamiento y reestructura de deudas, que permitirá al palmicultor aliviar su situación financiera y no afectar su actividad económica.

Como parte de la solución propuesta por BanEcuador, se suscribió el pasado viernes, 8 de febrero de 2019, un convenio de colaboración que tiene como objetivo “desarrollar un programa para apoyar con crédito a las personas y/o asociaciones de agricultores, que se dediquen al cultivo de palma, a fin de contribuir al mejoramiento productivo del país”.

Este convenio se enmarca en el lanzamiento de “Modelo de Negocios Inclusivos” y que se firmó con la Federación Nacional de la Cadena Productiva del Aceite de Palma – PROPALMA Ecuador. Este permitirá que se establezca un vínculo entre los actores de la Economía Popular y Solidaria con la empresa privada mediante el otorgamiento de créditos. Con esto, los pequeños productores de palma aceitera podrán acceder a créditos, dependiendo del volumen de ventas que tengan con la empresa.